Interesante

Especificaciones y parámetros del termistor

Especificaciones y parámetros del termistor


Aunque los termistores son básicamente resistencias, poseen algunas especificaciones adicionales más allá de las de las resistencias normales. Además de esto es necesario elegir el tipo correcto a la hora de buscar uno.

Para seleccionar un termistor para cualquier aplicación dada, es necesario comprender las especificaciones y los parámetros que se utilizan.

Especificaciones básicas del termistor

Algunas de las especificaciones de termistor más importantes se resumen a continuación:

  • Tipo de termistor: La primera decisión que debe tomarse al elegir cualquier termistor es asegurarse de que se selecciona el tipo correcto de termistor. No solo existen tipos de coeficientes de temperatura positivos y negativos, sino también otras formas de termistor, incluidos conmutación, silistor y otros.
  • Resistencia: La resistencia de la base del termistor es, naturalmente, uno de los parámetros clave. Se pueden obtener termistores con una variedad de valores de resistencia que van desde Ω hasta muchos kΩ.

    Naturalmente, dado que la resistencia varía con la temperatura, es necesario indicar la temperatura a la que el componente tiene la resistencia requerida. Normalmente se usa una temperatura de 25 ° C y esto puede indicarse como el valor R25. Para aplicaciones más especializadas, se pueden utilizar otras temperaturas. También tenga en cuenta que a veces las temperaturas se pueden cotizar en temperaturas absolutas, es decir, ° K.

  • Tolerancia sobre el valor de resistencia: Al igual que con cualquier resistencia, existe una tolerancia de la resistencia estándar. Esto se toma como el valor R25, o el valor a la temperatura para la cual se da la resistencia. Normalmente se encuentran disponibles valores de ± 2%, ± 3% y ± 5%.
  • Β valor / constante: También conocido como el valor β, esta especificación del termistor es una aproximación simple de la relación entre la resistencia y la temperatura para un termistor NTC. Para obtener el valor, se utilizan dos temperaturas para obtener el valor de β. Este es un parámetro muy útil cuando es probable que se encuentren diferencias de temperatura relativamente pequeñas. Los dos valores de temperatura se suman al valor B, ya que son parte integral de la especificación. Esto supone una relación nominalmente lineal, que generalmente es cierta para la mayoría de las aplicaciones prácticas.
  • Tolerancia en Β valor / constante: Como su nombre lo indica, esta es la tolerancia sobre el valor de β.
  • Tiempo constante: La constante de tiempo del termistor es importante para cualquier aplicación en la que se necesite una respuesta rápida, por ejemplo, cuando se protege contra sobrecargas, etc. Ningún cuerpo puede elevar instantáneamente su temperatura de un valor a otro. Sigue una curva asintótica. Además, cuanto más grande es el cuerpo, más tiempo tarda la temperatura en subir. En consecuencia, la constante de tiempo del dispositivo es una especificación importante del termistor para algunas aplicaciones.

    El parámetro de la constante de tiempo térmica se designa con la letra griega τ y se define como el tiempo necesario para que el termistor cambie al 63,2% (es decir, 1: 1 / e) de la diferencia entre la temperatura inicial (t1) y la temperatura objetivo (t2). cuando no se disipa energía en el termistor y la diferencia de temperatura se aplica como un cambio escalonado.

    Para fines de medición, la temperatura requerida para la medición de τ; es decir, el tiempo para alcanzar la resistencia para el 63,2% de la diferencia de temperatura es:

    Tτ=0.632(t2-t1)

  • Factor de disipación térmica δ: Esta es una característica importante del termistor porque todos los termistores necesitan pasar algo de corriente para el funcionamiento del circuito en el que están incluidos. Esto provoca el autocalentamiento del termistor.

    Esta especificación del termistor define la relación entre la potencia aplicada y el autocalentamiento del termistor. Si pasa demasiada corriente a través del termistor, compensará el funcionamiento del termistor. En consecuencia, esta especificación rige la corriente que puede pasar a través del dispositivo. El factor de disipación, δ se expresa en términos de mW / ° C.

    Dónde
    P = potencia disipada en vatios
    ΔT = el aumento de temperatura en ° C

    Un valor particular de δ corresponderá al nivel de potencia necesario para elevar la temperatura del termistor en 1 ° C. El factor de disipación depende de varios factores y, como resultado, la especificación del termistor para el factor de disipación, δ, solo es útil como guía en lugar de como una cifra exacta.

  • Rango de temperatura de funcionamiento: Este es el rango de temperatura para el que está diseñado para operar el termistor. Los materiales, la construcción y otros factores similares limitan el rango de funcionamiento del dispositivo. En consecuencia, por motivos de fiabilidad y rendimiento, el termistor no debe utilizarse fuera de su rango de temperatura especificado.
  • Disipación de potencia máxima: Para aplicaciones de detección, la disipación de energía se mantiene baja para evitar el autocalentamiento, pero en algunas circunstancias puede haber razones para disipar más energía. La especificación para la disipación máxima de potencia no debe excederse si no se van a producir daños. Para una mayor confiabilidad, el dispositivo debe operarse dentro de su máxima disipación de potencia, a menudo solo del 50 al 66% de la especificación.

Es posible que se puedan utilizar algunas especificaciones adicionales de parámetros para aplicaciones especializadas de termistor, pero estas son algunas de las principales que se ven normalmente.


Ver el vídeo: Curso de electrónica básica # 17 - Condensadores cerámicos (Diciembre 2020).