Interesante

Programas espaciales en todo el mundo

 Programas espaciales en todo el mundo

Una característica definitoria de la era espacial moderna es la forma en que más países y el sector espacial comercial (también conocido como NewSpace) participan como nunca antes. Además de las dos superpotencias tradicionales (NASA y Roscosmos), China, India y Europa han logrado avances muy impresionantes en los últimos años.

VEA TAMBIÉN: ¿CÓMO BUSCAMOS LA VIDA INTELIGENTE?

Más allá de ellos, las agencias espaciales más pequeñas también están haciendo contribuciones significativas a la exploración espacial humana. Y en las próximas décadas, se espera que entren más en la refriega. Aquí hay un resumen de las cinco agencias espaciales federales más grandes del mundo en la actualidad.

Agencia Espacial Nacional China:

La Agencia Espacial Nacional de China (CNSA) es posiblemente la agencia espacial de más rápido crecimiento en el mundo. Al mismo tiempo que el "milagro económico" de China, el programa espacial chino ha crecido considerablemente en las dos últimas décadas y, en consecuencia, ha estado organizando misiones cada vez más avanzadas y ambiciosas.

En las próximas décadas, China espera desplegar una estación espacial modular, realizar misiones tripuladas a la Luna, misiones robóticas a Marte y colaborar en algunos proyectos muy ambiciosos que los colocarán junto a empresas como la NASA y Roscosmos.

Panorama historico:

Al igual que Rusia y Estados Unidos, el programa espacial de China tiene sus raíces en el desarrollo de armas nucleares durante la Guerra Fría. Esto comenzó en 1955, en parte en respuesta a la amenaza de Estados Unidos de usar armas nucleares durante la Guerra de Corea (1950-53).

En 1957, con el lanzamiento del Sputnik-1 satélite, Mao declaró que China necesitaba desarrollar todas las tecnologías necesarias para enviar su propio satélite al espacio. Nombre en clave Proyecto 581, El objetivo era lanzar un satélite en 1959 para coincidir con el décimo aniversario de la revolución comunista de 1949.

En 1958, los chinos habían construido su propia versión del sistema soviético. R-2 cohete, que se proporcionó como parte del programa de transferencia de tecnología que existió durante la década de 1950. En 1960, los chinos desarrollaron y lanzaron con éxito el T-7 cohete sonoro, su primer vehículo de lanzamiento chino desarrollado en China.

La división chino-soviética en 1960 hizo que esta cooperación terminara y China comenzó a perseguir el desarrollo de misiles nucleares y vehículos de lanzamiento espacial de forma independiente. A mediados de la década de 1960, los chinos lograron desarrollar misiles balísticos intercontinentales (ICBM) y ojivas nucleares.

Un programa espacial tripulado se convirtió en una prioridad en 1967 en respuesta a los programas lunares soviéticos y estadounidenses. Si bien estos esfuerzos no dieron frutos, China logró desarrollar sus primeros vehículos de lanzamiento pesados: el de dos etapas Feng Bao-1 y las tres etapas Chang Zhen-1 (Larga marcha-1). Este último logró lanzar el primer satélite de comunicaciones de China (Dong Fang Hong-I) en 1970.

Con la muerte de Mao, el progreso se ralentizó y se cancelaron varios proyectos. Sin embargo, en la década de 1980, se produjeron varios desarrollos clave. Esto incluyó nuevos desarrollos de la familia de cohetes Long March y la creación de un programa de lanzamiento comercial en 1985 (que les permitió lanzar satélites extranjeros).

En 1986, China volvió a establecer algunas metas ambiciosas a largo plazo, como el desarrollo de naves espaciales tripuladas y una estación espacial. En 1993, el programa espacial de China se reformó con la creación de la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) y la Corporación Aeroespacial de Ciencia e Industria de China (CASIC).

A partir de entonces, la CNSA fue responsable de la planificación y el desarrollo de las actividades espaciales relacionadas con el programa espacial nacional de China, mientras que CASIC fue responsable del desarrollo de las tecnologías relacionadas con el espacio y las relacionadas con la infraestructura. Siguieron varios hitos importantes.

Por ejemplo, en 1999, la CNSA llevó a cabo el primer lanzamiento del Shenzhou nave espacial, una versión modificada del ruso Soyuz nave espacial que fue creada para apoyar el programa espacial tripulado de China. En 2003, se lanzó con éxito la primera misión tripulada a la órbita terrestre.

Ese mismo año, la CNSA lanzó su Programa de Exploración Lunar Chino (el Cambio programa, llamado así por la diosa china de la Luna), que preveía el envío de una serie de misiones robóticas a la Luna en preparación para una eventual misión tripulada. Este programa fue paralelo al desarrollo de nuevos cohetes como el Larga Marcha 3B.

Entre 1997 y 2008, se realizaron diez lanzamientos exitosos con el 3B. Esto incluyó el lanzamiento del primer orbitador lunar del programa (Chang'e 1) en 2007, lo que convirtió a China en la quinta nación en orbitar con éxito la Luna y trazar un mapa de su superficie.

A esto siguió el lanzamiento del Chang'e 2 en 2010, que trazó un mapa de la Luna con mayor detalle. Luego dejó la órbita lunar y se dirigió al Punto Lagrangiano L2 Tierra-Sol para probar la red de telemetría, seguimiento y comando (TT&C) de China. Esto concluyó la Fase I del programa Chang'e.

A esto siguió la Fase II, que comenzó con la Chang'e 3 módulo de aterrizaje en 2013. Esta misión desplegó Yutu(Conejo de Jade) rover en la superficie lunar, que exploró la superficie lunar y realizó experimentos de astronomía ultravioleta y estudios de la plasmasfera de la Tierra.

La última misión, la Chang'e 4 módulo de aterrizaje, alcanzó el otro lado de la Luna en 2018. El Yutu 2 Luego se desplegó el rover para explorar la cuenca del Polo Sur-Aitken. Esta cuenca de impacto, ubicada en la región polar sur, contiene abundantes suministros de hielo de agua y se considera una ubicación ideal para un puesto avanzado lunar.

El módulo de aterrizaje también lleva un experimento conocido como el Micro Ecosistema Lunar (LME), un cilindro de metal que contiene semillas y huevos de insectos diseñado para probar los efectos de la gravedad lunar en las criaturas vivientes. El componente orbitador de la misión también probó la capacidad de transmitir comunicaciones desde el lado lejano de la Luna.

La tercera fase implicará un módulo de aterrizaje robótico (Chang'e 5) que llevará a cabo una misión lunar de devolución de muestras. La cuarta fase, que se prevé que se extienda de 2023 a 2027, consistirá en la realización de más investigaciones en la Cuenca Aitken del Polo Sur y la construcción de un puesto de investigación allí.

Para esta fase, China enviará tres misiones de aterrizaje, orbitador y rover para investigar la topografía, los recursos de la Cuenca y obtener muestras para su análisis. Esta fase también incluirá un experimento de impresión 3D que utilizará regolito lunar para construir una estructura y otro experimento de ecosistema sellado.

En 2016, China realizó el primer lanzamiento de su 5 de marzo largo cohete, un vehículo de lanzamiento pesado de dos etapas que jugará un papel vital en los planes futuros de China en el espacio. China también ha logrado avances significativos en el desarrollo de estaciones espaciales en los últimos años.

En 2011, el Tiangong-1 La estación se lanzó como parte del programa del mismo nombre, que significa "Palacio Celestial" en chino. Este prototipo fue diseñado para probar tecnología y componentes que eventualmente entrarían en la construcción de una gran estación espacial. Después de pasar seis años y medio en órbita y ser visitado por una serie de tripulaciones, Tiangong-1 desorbitado en 2018.

Dos años antes, Tiangong-2 se puso en órbita. Sobre la base de los éxitos de la primera, esta estación fue diseñada para probar sistemas y procesos para estadías espaciales a medio plazo y repostaje. Las lecciones aprendidas de estas dos estaciones se destinarán a la creación de una gran estación espacial modular, que está programada para comenzar a ensamblarse en 2022.

Logros importantes:

A través de sus muchos logros, China se ha establecido como la tercera potencia espacial más grande. Y en el futuro, tiene muchos planes audaces que podrían ponerlo a la par con Estados Unidos y Rusia. Los más importantes son los planes para realizar misiones lunares tripuladas y la creación de una estación espacial a largo plazo en órbita.

Esta estación será la tercera estación espacial modular en órbita terrestre, después de Mir y el Estación Espacial Internacional. Constará de tres módulos: el Módulo de cabina principal (CCM), el Módulo de cabina de laboratorio I (LCM-1) y el Módulo de cabina de laboratorio II (LCM-2), y será suministrado por el Shenzhou y el Tianzhou astronave.

A partir de 2019, China comenzó a revisar los estudios preliminares para una misión de aterrizaje lunar tripulada (que tendrá lugar en la década de 2030) y a cooperar con socios internacionales para construir un puesto de avanzada cerca del polo sur lunar (la propuesta Villa Internacional de la Luna).

Primero en la exploración espacial:

Si bien China entró en la carrera espacial detrás de Estados Unidos y Rusia, ha logrado algunas primicias impresionantes en su época. En los últimos cuarenta años, fueron la primera agencia espacial en:

  • Lanzar el satélite más pesado hasta la fecha (Dong Fang Hong-I, 1970)
  • Envíe una nave espacial al punto Lagrangiano L2 directamente desde la órbita lunar (Chang'e 2, 2011)
  • Envíe una nave espacial directamente a un asteroide desde un punto Lagrangiano Sol-Tierra (Cambio 2, 2012)
  • Explora tanto la Luna como un asteroide (Chang'e 2, 2012)
  • Realice un aterrizaje suave en el lado opuesto de la Luna (Chang'e 4, 2019)

Agencia Espacial Europea:

En 1975, miembros de diez países europeos (Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania Occidental, Italia, Países Bajos, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido) se reunieron para anunciar formalmente la creación de una agencia espacial que combinaría los programas espaciales y infraestructura de sus respectivas naciones.

Según los artículos de la convención, el propósito de esta agencia era:

"[P] rove y promueva, con fines exclusivamente pacíficos, la cooperación entre los Estados europeos en la investigación y la tecnología espaciales y sus aplicaciones espaciales, con miras a que se utilicen con fines científicos y para sistemas operativos de aplicaciones espaciales".

Si bien la ESA es relativamente nueva en la exploración espacial, su historia se remonta a la Europa posterior a la Segunda Guerra Mundial, en un momento en que Estados Unidos y sus aliados de la OTAN participaban en una competencia por la supremacía en el espacio. Pero con el fin de la Guerra Fría y la formación de la UE, Europa se ha convertido en una gran potencia en el espacio.

Panorama historico:

Después de la Segunda Guerra Mundial, Europa Occidental experimentó un éxodo de algunas de sus mentes científicas más importantes, especialmente aquellas involucradas con la investigación de cohetes y aeroespacial. En la década de 1950, el auge de la posguerra provocó una renovada inversión en las ciencias, pero estaba claro que se necesitaba un acuerdo de cooperación para seguir siendo competitivo en el espacio.

En 1958, tras el lanzamiento de Sputnik-1, Científicos de Gran Bretaña, Francia, Italia, Bélgica, Alemania Occidental, los Países Bajos y Australia (como parte de la Commonwealth británica) se reunieron para discutir la creación de una agencia espacial común de Europa Occidental.

Esto llevó a la creación de la Organización Europea para el Desarrollo del Lanzamiento (ELDO) y la Organización Europea de Investigación Espacial (ESRO) en 1962 y 1964, respectivamente. Estas organizaciones tenían la tarea de lanzar un satélite artificial en nombre de las naciones de Europa Occidental.

Entre 1968 y 1972, la ESRO lanzó siete satélites de investigación. Sin embargo, la financiación limitada complicó la creación de un vehículo de lanzamiento europeo (el Europa familia de cohetes), lo que llevó a la fusión de ESRO y ELDO en 1975 para formar la Agencia Espacial Europea.

Diez estados miembros firmaron la convención por la que se establece la ESA (Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania Occidental, Italia, Países Bajos, España, Suecia, Suiza y Reino Unido), que luego fue ratificada en 1960. La primera misión científica importante de la ESA también fue lanzado en 1975, el Cos-B sonda espacial de monitoreo de rayos gamma.

En 1978, la ESA colaboró ​​con la NASA para crear el Explorador ultravioleta internacional (IUE), el primer telescopio de órbita alta del mundo. A partir de 1979, la ESA logró desarrollar múltiples Ariane vehículos de lanzamiento, que conducen a la etapa múltiple Ariane 4 (1988-2003) y lanzamiento pesado Ariane 5 (1996-presente) que le dio a Europa una capacidad de lanzamiento independiente.

En 1986, la ESA lanzó su primera misión al espacio profundo (Giotto) que se reunió con y estudió el cometa Halley y Grigg-Skjellerup. En 1989-1990, siguieron varias misiones, incluida la cartografía estelar Hipparcos misión, la Observatorio solar y heliosférico(SOHO), el orbitador solar Ulises y el Telescopio espacial Hubble.

Las misiones científicas posteriores en cooperación con la NASA incluyeron la sonda espacial Cassini-Huygens que estudió el sistema de Saturno de 2004 a 2017. La contribución de la ESA fue la Huygens módulo de aterrizaje, que aterrizó en la superficie de Titán y devolvió imágenes a la Tierra en 2005.

En 2003, la ESA lanzó dos misiones importantes: la SMART-1 sonda y el Mars Express orbitador / módulo de aterrizaje. El primero realizó un vuelo lunar para probar la tecnología de propulsión iónica de vanguardia, mientras que el segundo fue la primera misión interplanetaria de la agencia. Esto fue seguido por el Venus Express sonda en 2005, que estudió la atmósfera de Venus y buscó signos de posible vida.

En 2006, la primera misión de caza de exoplanetas de la ESA: el Convección, Rotación y Tránsitos planetarios (CoRoT) se lanzó el observatorio espacial. A esto siguió el lanzamiento del Gaia observatorio espacial en 2013, que mide las posiciones, distancias y movimientos de mil millones de estrellas y objetos astronómicos para crear el catálogo 3D más grande de la Vía Láctea hasta la fecha.

En 2016, durante el Consejo de Ministros anual, la ESA anunció planes para construir una Aldea Lunar Internacional, un puesto avanzado lunar que actuaría como sucesor espiritual de la ISS y establecería una presencia lunar permanente en la Luna.

Este objetivo se detalló con más detalle durante el simposio internacional "Luna 2020-2030" de ese mismo año. Al igual que con la ISS, la cooperación internacional es intrínseca a la creación de esta base, al igual que las tecnologías que permitirán la utilización de recursos in situ (ISRU) y la fabricación aditiva (impresión 3D).

Hoy en día, la ESA está formada por 21 estados miembros y miembros asociados (incluido Canadá). También mantiene un acuerdo de cooperación con otros cinco (Bulgaria, Letonia, Lituania, Eslovaquia, Eslovenia), con otros cuatro como signatarios del acuerdo (Croacia, Israel, Turquía, Ucrania).

La ESA es un importante contribuyente a la Estación Espacial Internacional (ISS) y colabora activamente con la NASA, Roscosmos, ISRO, CNSA, JAXA y otras agencias espaciales en una serie de proyectos a largo plazo.

La ESA y sus predecesores han presidido durante un período de 50 años de cooperación, no solo entre sus estados miembros, sino también con otras agencias espaciales federales. Esta plantilla será muy útil en el futuro, donde la cooperación internacional será necesaria para lograr varios objetivos comunes (es decir, exploración lunar, una base lunar, exploración de Marte, etc.).

Logros importantes:

Desde sus comienzos relativamente modestos, la ESA ha evolucionado hasta convertirse en un competidor importante en el espacio. Gracias a los esfuerzos de cooperación entre sus estados miembros y con la industria privada, logró lograr una capacidad de lanzamiento independiente para Europa en la década de 1980.

Desde entonces, la ESA ha enviado múltiples satélites al espacio, sondas robóticas a otros planetas y cuerpos, y ha ayudado a realizar lucrativas investigaciones a bordo de la ISS. De cara al futuro, la ESA está preparada para realizar contribuciones muy importantes que traspasarán los límites de la astronomía, la investigación científica, la exploración espacial humana y la cooperación internacional.

Estos incluyen la exploración robótica de la Luna utilizando rovers robóticos, en preparación para eventuales misiones tripuladas; continuando su exploración de Marte (usando el ExoMars rover), y la construcción de un Portal Lunar en órbita de la Luna y la Aldea Internacional de la Luna en su superficie.

Primero en la exploración espacial:

Si bien la ESA no ha establecido muchos primeros puestos desde sus inicios, los que ha logrado son bastante impresionantes. Incluyen que la ESA es la primera agencia espacial en:

  • Envíe una nave espacial robótica a orbitar un cometa (Rosetta, 2014)
  • Haga un aterrizaje suave en la superficie de un cometa (Aterrizador de philae, 2014)

Organización de Investigación Espacial de la India:

Al igual que China, el programa espacial de la India ha experimentado una rápida expansión en las últimas décadas, en gran parte como resultado del creciente poder económico e influencia del país. Sin embargo, al igual que sus pares internacionales, la historia de la incursión de la India en el espacio se remonta mucho más atrás.

Y en los próximos años, India planea convertirse en la cuarta potencia en enviar astronautas al espacio, explorar otros cuerpos celestes con orbitadores, rovers y módulos de aterrizaje, y eventualmente enviar humanos a hacer lo mismo.

Resumen de la historia:

La investigación espacial moderna en la India se remonta a la década de 1920 con experimentos en ondas de radio, la dispersión de la luz y la ionosfera de la Tierra. Sin embargo, no fue hasta después de 1945, cuando India obtuvo su independencia, que comenzó la investigación espacial coordinada en India.

Esto fue encabezado por Vikram Sarabhai y Homi Bhabha, quienes establecieron el Laboratorio de Investigación Física y el Instituto Tata de Investigación Fundamental en 1945, respectivamente. Con la fundación del Departamento de Energía Atómica (1950), durante la década de 1950 se llevaron a cabo investigaciones sobre el campo magnético de la Tierra, la radiación cósmica y la meteorología.

En 1962, el primer ministro Jawaharlal Nehru ordenó la creación del Comité Nacional Indio de Investigación Espacial (INCOSPAR), que fue dirigido por el Dr. Vikram Sarabhai, el "padre fundador del programa espacial indio". INCOSPAR estableció la estación de lanzamiento de cohetes ecuatoriales Thumba en el sur de la India, donde el primer cohete con sonda de la India (Argo B-13) se lanzó en 1963.

En 1969, INCOSPAR se convirtió en la Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO) y comenzó a embarcarse en un programa espacial. En 1975, construyó el primer satélite de la India. (Aryabhata), que fue lanzado por la Unión Soviética. En 1980, India lanzó su primer satélite (Rohini) usando un cohete de fabricación indiaSLV-3).

En la década de 1990, la ISRO dio a conocer el Vehículo de lanzamiento del satélite polar (PSLV) para el lanzamiento de satélites en órbitas polares y el Vehículo de lanzamiento de satélites geosincrónicos (GSLV) para colocar satélites en órbitas geoestacionarias. Estos cohetes lanzaron muchos satélites de comunicaciones y observación de la Tierra en las décadas siguientes.

En octubre de 2008, la ISRO envió su primera misión a la Luna (Chandrayaan-1) y su primera misión a Marte - Mangalyaan, alias. Mars Orbiter Mission (MOM) - en noviembre de 2013. Esta sonda entró en la órbita de Marte el 24 de septiembre de 2014, convirtiendo a India en la primera nación en hacerlo en el primer intento.

En junio de 2016, la ISRO estableció un récord personal de la mayor cantidad de satélites (20) lanzados en una sola carga útil. En febrero de 2017, establecieron un récord mundial cuando lanzaron 104 satélites en una sola carga útil. En junio de 2017, India lanzó su cohete más pesado, el Vehículo de lanzamiento de satélites geosincrónicos Mark III (GSLV-Mk III).

Logros importantes:

El hecho de que India comenzara su programa espacial nacional el mismo año en que obtuvo la independencia es una hazaña muy impresionante. Y si bien el progreso fue inicialmente incremental, la ISRO logró construirse hasta el punto de que estaba lista para convertirse en un contendiente global en la exploración espacial.

Desde el cambio de siglo, el crecimiento económico de la India ha impulsado el crecimiento de su sector espacial. Concordantemente, la ISRO ha hecho grandes avances y está llegando al punto en que podría rivalizar con China en el espacio, sin mencionar a Rusia y Estados Unidos.

En las últimas dos décadas, India se convirtió en la cuarta agencia espacial del mundo en enviar una misión a la Luna y Marte, así como en la primera agencia espacial de Asia en alcanzar la órbita de Marte. En los próximos años, esperan convertirse en la cuarta agencia espacial en enviar astronautas a la órbita, lo que está previsto para 2022.

Primero en la exploración espacial:

Al igual que la ESA, India no ha establecido muchas primicias en el espacio, pero ha logrado mucho en un corto período y se espera que haga mucho más en los próximos años. Hasta ahora, la ISRO es la primera en:

  • Programa espacial asiático para enviar una misión a Marte (Mangalyaan, 2014)
  • Logra la órbita alrededor de Marte en el primer intento (Mangalyaan, 2014)
  • Establezca el récord de la mayor cantidad de satélites (104) lanzados en una sola carga útil (PSLV-C37, 2017)

Administración Nacional de Aeronáutica y Espacio:

Las hazañas de la NASA están bien documentadas. Desde el envío de astronautas a la órbita a finales de los 50 y los 60, hasta el envío de los primeros seres humanos a la Luna y la exploración del Sistema Solar interior y exterior, ninguna agencia espacial ha igualado el legado histórico de la NASA.

Pero con otras agencias espaciales ganando terreno, existe cierta preocupación sobre si la NASA mantendrá o no su liderazgo en el espacio por mucho más tiempo. Para garantizar esto, la NASA está buscando llevar a cabo misiones tripuladas renovadas a la Luna y las primeras misiones tripuladas a Marte.

Resumen de la historia:

Las incursiones de los Estados Unidos en el espacio comenzaron en serio en la década de 1940, con la investigación de cohetes y ciencias de la atmósfera superior. Estos esfuerzos fueron supervisados ​​por el Comité Asesor Nacional de Aeronáutica (NACA) y fueron diseñados para garantizar que Estados Unidos no fuera superado por la Unión Soviética en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Entre finales de los 40 y finales de los 50, esta investigación consistió en vuelos a gran altura con aviones supersónicos, como el Campana X-1 que fue volado por el piloto de pruebas de la Fuerza Aérea Chuck Yeager. Estos experimentos pasaron a ser responsabilidad de NACA después de que el X-1 alcanzara velocidades superiores a Mach 1 en pruebas anteriores.

También fue durante este tiempo que los planificadores en los EE. UU. Y la Unión Soviética comenzaron a considerar el lanzamiento de satélites artificiales. El 27 de mayo de 1955, el presidente Dwight D. Eisenhower aprobó un plan para lanzar un satélite científico artificial al espacio como parte del Año Geofísico Internacional (IGY) - 1 de julio de 1957 al 31 de diciembre de 1958.

El objetivo de este esfuerzo colaborativo fue recopilar datos científicos sobre la Tierra que beneficiarían a toda la humanidad, de acuerdo con el principio de "libertad de espacio". Los soviéticos rápidamente siguieron su ejemplo, anunciando sus propios planes para orbitar un satélite como parte de su programa Sputnik (que en ruso significa "compañero de viaje").

En respuesta al lanzamiento de Sputnik-1, Eisenhower firmó la Ley Nacional de Aeronáutica y Espacio el 28 de julio de 1958, que pedía la creación de la NASA y la disolución de la NACA. De acuerdo con esta Ley, se ordenó a la NASA "[t] o prever la investigación de problemas de vuelo dentro y fuera de la atmósfera terrestre, y para otros fines".

Además de la investigación, los proyectos y el personal de NACA, sus instituciones científicas también serían absorbidas por la NASA. Estos incluyeron el Laboratorio Aeronáutico Langley, el Laboratorio Aeronáutico Ames y el Laboratorio de Propulsión de Vuelo Lewis.

Otras organizaciones también se incorporaron a la nueva agencia, como el grupo de ciencia espacial del Laboratorio de Investigación Naval en Maryland, el Laboratorio de Propulsión a Chorro administrado por Caltech, y la Agencia de Misiles Balísticos del Ejército, donde el científico de cohetes alemán Wernher von Braun y su equipo de los ingenieros se dedicaron al desarrollo de grandes cohetes.

A los pocos meses de su creación, la NASA comenzó a realizar varios programas importantes. Ya, el primer satélite estadounidense (Explorador 1) había sido lanzado al espacio y documentó la existencia de zonas de radiación que rodean la Tierra (los cinturones de Van Allen).

La NASA también continuó experimentando con aviones cohete, que culminaron con el avión hipersónico X-15. Entre 1959 y 1968, la aeronave estableció récords de velocidad y altitud, volando hasta el borde mismo del espacio exterior, que se ajusta a una altitud de 100 km (62 millas) sobre el nivel del mar, también conocido como. la Línea Kármán.

Más allá de lanzar satélites, la NASA también comenzó a realizar múltiples programas para enviar astronautas al espacio. El primero de ellos, con nombre en código Proyecto Mercurio (1958-1963), se centró en el uso de cohetes de una sola etapa existentes y cápsulas espaciales de nueva creación que enviarían a un solo astronauta a la órbita.

Los primeros siete astronautas, apodados "Mercury Seven", fueron seleccionados de los programas piloto de pruebas de la Armada, la Fuerza Aérea y la Marina. Comenzando con Alan Shepard y el Libertad 7 misión, se realizaron seis vuelos tripulados a altitudes suborbitales y orbitales entre 1961 y 1963, que culminaron en el vuelo de 22 órbitas del astronauta Gordon Cooper (Fe 7).

A esto le siguió el Proyecto Gemini (1961 - 1966), que vio el desarrollo de cohetes y naves espaciales de dos etapas que podrían enviar dos astronautas al espacio. Estos astronautas luego realizarían operaciones como reunirse y acoplarse con otras naves espaciales y actividad extravehicular (EVA) que ayudarían a allanar el camino para eventuales misiones tripuladas a la Luna.

La NASA también comenzó a desarrollar misiones robóticas para estudiar los cuerpos celestes más allá de la Tierra. Estos incluyeron el Moon Ranger, Topógrafo y Orbitador lunar programas, que recopilarían datos sobre la superficie de la Luna. Estos estudios arrojaron información valiosa que permitió a la NASA seleccionar lugares de aterrizaje para sus misiones lunares tripuladas.

Estos se llevaron a cabo como parte del Programa Apolo, que comenzó en 1960 y continuó hasta la última misión Apolo (Apolo 17) fue enviado a la Luna en 1972. Las misiones implicaron el uso del sistema de tres etapas Saturno V cohete como vehículo de lanzamiento y una nave espacial que constaba de un módulo de comando y servicio (CSM) y un módulo de aterrizaje lunar (LM).

El proyecto comenzó con una terrible tragedia, ocurrida el 27 de enero de 1967, cuando el Apolo 1 La nave espacial experimentó un incendio eléctrico durante una prueba de funcionamiento. La cápsula fue destruida y la tripulación de tres (Virgil I. “Gus” Grissom, Edward H. White II y Roger B. Chaffee) murieron.

Las próximas misiones (Apolo 7) lanzado el 11 de octubre de 1968 y sería la primera misión tripulada del programa espacial Apollo. La misión consistió en que la nave espacial realizara procedimientos simulados de encuentro y acoplamiento, que serían necesarios para extraer el Módulo Lunar (LM) para futuros alunizajes.

La segunda misión tripulada, Apolo 8, fue el primero en enviar astronautas alrededor de la Luna en diciembre de 1968. En las siguientes dos misiones, se practicaron las maniobras de atraque que eran necesarias para el aterrizaje en la Luna. Y finalmente, el Moon Landing se hizo con el Apolo 11 misión el 20 de julio de 1969, y los astronautas Neil Armstrong y Buzz Aldrin se convirtieron en los primeros hombres en caminar sobre la Luna.

Este fue el logro culminante del programa espacial estadounidense, estableció el liderazgo de Estados Unidos en el espacio y señaló que Estados Unidos había ganado efectivamente la "Carrera espacial". Cinco posteriores Apolo Las misiones también llevaron astronautas a la Luna, la última de las cuales ocurrió en diciembre de 1972, antes de que terminara el programa.

De estos seis Apolo vuelos espaciales, un total de doce astronautas caminarían sobre la Luna, realizarían ciencia lunar e incluso traerían muestras de rocas lunares para su estudio. Con la conclusión del Programa Apollo, la NASA comenzó a centrarse en objetivos sostenibles a largo plazo.

Más allá de enviar astronautas al espacio y a la Luna, la NASA también se dedicó a explorar los planetas del Sistema Solar utilizando naves espaciales robóticas. El primer ejemplo es el Programa Pioneer, que se inició en 1958 y se mantuvo en funcionamiento durante 20 años.

Si bien las primeras misiones se dedicaron a demostrar que la velocidad de escape era posible y que la Luna podía estudiarse desde la órbita, los orbitadores posteriores se dedicaron al estudio del clima espacial, Venus y los planetas del Sistema Solar exterior.

A esto le siguió el Programa Mariner (1962-1973) que lanzó diez naves espaciales robóticas interplanetarias para explorar Mercurio, Venus y Marte. los Vikingo 1 y 2 las misiones siguieron su ejemplo en 1975/76, las cuales consistieron en un orbitador y un módulo de aterrizaje que estudiaron la superficie y la atmósfera marcianas en busca de signos de vida.

Sin embargo, el más famoso fue posiblemente el Programa Voyager, que lanzó dos sondas (Voyager 1 y 2) en 1977 para explorar el Sistema Solar exterior. Después de realizar sobrevuelos de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, las dos sondas ingresaron al medio interestelar en 2012 y 2018, respectivamente.

En la era post-Apolo (1973 y después), las prioridades de la NASA se orientaron hacia el desarrollo de tecnologías que permitirían una presencia humana a largo plazo en el espacio y reducirían los costos de los lanzamientos individuales. En el caso del primero, estos esfuerzos llevaron a la creación del primer taller y observatorio orbital de Estados Unidos, Skylab.

En el caso de este último, estos esfuerzos condujeron a la creación de la Transbordador espacial, una nave espacial reutilizable que era capaz de viajar desde y hacia la órbita terrestre. El primer transbordador, Empresa, se dio a conocer en 1976 y sirvió como banco de pruebas para la tecnología, aunque nunca voló a la órbita.

En total, se construyeron cinco transbordadores totalmente orbitales entre 1976 y 1991, que incluían el transbordador espacial Columbia, Challenger, Discovery, Atlantis, yEsfuerzo. En el transcurso de sus tres décadas de servicio (1981-2011), estos transbordadores volaron innumerables misiones, entregando cargas útiles en órbita y ayudando con la construcción de la ISS.

Antes de retirarse en 2011, se perderían dos lanzaderas: Desafiador en 1986 y Columbia en 2003. La NASA comenzó a establecer nuevos objetivos a largo plazo, que priorizaban el desarrollo de una nueva clase de vehículos de lanzamiento pesados ​​y naves espaciales que pudieran enviar tripulaciones y cargas útiles más allá de LEO.

Los programas espaciales robóticos de la NASA también lograron logros significativos en la era posterior a Apolo, como el despliegue de múltiples módulos de aterrizaje y vehículos exploradores en la superficie marciana, el MENSAJERO estudio de la sonda de Mercurio, el Cassini estudio de la sonda de Saturno y su sistema de lunas, y el Nuevos horizontes sobrevuelo de la sonda de Plutón y el objeto Ultima Thule del cinturón de Kuiper.

En términos de telescopios y observatorios espaciales, la NASA abrió nuevos caminos en las últimas décadas con el despliegue de Hubble (1990), el Observatorio de rayos X Chandra (1999), el Kepler, Explorador de levantamientos infrarrojos de campo amplio (WISE), y Spitzer (2009) y el satélite de estudio de exoplanetas en tránsito (TESS) en 2018.

Logros importantes:

La lista de logros de la NASA es larga y variada y no se puede resumir en un solo artículo. Sin embargo, algunos logros se destacan del resto y se pueden resumir de forma sucinta. Para empezar, la NASA es responsable de algunos de los desarrollos más importantes en el campo de los cohetes después de la Segunda Guerra Mundial.

A finales de los 50, ayudaron a ser pioneros en los primeros vehículos de lanzamiento, que inicialmente eran adaptaciones de misiles balísticos. Estos incluyeron el Júpiter-C vehículo de investigación y desarrollo, así como Mercurio-Redstone, Titán y Atlas clase de vehículos de lanzamiento.

Sin embargo, fue el desarrollo de la familia de cohetes Saturno el mayor logro del programa de cohetes de la NASA. El desarrollo de esta clase de cohete comenzó en 1957 y condujo a la creación del Saturno I y IB en 1961 y 1966, respectivamente.

En 1967, las dos y tres etapas Saturno V cohete debutó. Además de enviar a los astronautas del Apolo a la Luna, sigue siendo el vehículo de lanzamiento más poderoso en la historia de los vuelos espaciales. La NASA también tiene el honor de lanzar más satélites que cualquier programa espacial nacional.

Según el Índice de objetos lanzados al espacio ultraterrestre de la UNOOSA, hay más de 4.987 satélites artificiales en órbita de la Tierra a partir de 2019. De los aproximadamente 1900 que aún están operativos, 859 fueron lanzados por los EE. UU.

Otro logro importante es la cantidad de astronautas que la NASA ha enviado al espacio. Al 17 de noviembre de 2016, un total de 567 personas de 36 países habían viajado al espacio, de las cuales 351 eran estadounidenses. De estos, solo 24 personas han viajado más allá de LEO a la Luna, todas estadounidenses.

La NASA también ha realizado 161 vuelos con tripulación, 148 de los cuales estaban en órbita o más allá, mientras que el segundo lugar (Rusia) ha realizado 145 - 144 de los cuales estaban en órbita y más allá. La NASA también ha lanzado la mayor cantidad de vuelos (872 hasta la fecha), que es más de tres veces lo que ha realizado Rusia (259 hasta la fecha).

Last, but certainly not least, NASA is the only nation that has sent astronauts to another celestial object (the Moon) and stands alone as the only space agency that has sent robotic missions to every planet in the Solar System.

Space Exploration Firsts:

The list of NASA's firsts is also long and varied. Listed chronologically, NASA was the first to:

  • Send living organisms into space (1947)
  • Launch a satellite that provided observations of Earth’s and interplanetary magnetic field (Pioneer 1, 1958)
  • Launch a communications satellite (SCORE, 1958)
  • Launch the world's first weather satellite (Tiros I, 1960)
  • Investigate solar winds, interplanetary magnetic fields, and energetic particles in space (Explorer 12, 1961)
  • Make a suborbital flight, pilot a spacecraft, land in a spacecraft, and land in water (Alan Shephard, Freedom 7, 1961)
  • Successfully conduct a planetary encounter (Venus) with a space probe (Mariner 2, 1962)
  • Impact a probe on the far side of the Moon (Mariner 2, 1962)
  • Make a suborbital flight with a winged spacecraft (Joe Walker, X-15 flight 90, 1963)
  • Conduct orbital maneuvers with a crewed spacecraft (Gemini 3, 1965)
  • Conduct a rendezvous in space (Gemini 6A y Gemini 7, 1965)
  • Conduct a docking maneuver in space (Gemini 8, 1965)
  • Send astronauts beyond Low Earth Orbit (Apollo 8, 1968)
  • Send astronauts to the Moon (Apollo 11, 1969)
  • Retrieve samples from the Moon (Apollo 11, 1969)
  • Use a wheeled vehicle on a celestial body other than Earth (Apollo 15, 1971)
  • Orbit another planet (Mars) with a robotic spacecraft (Mariner 9, 1971)
  • Send a nuclear-powered spacecraft through the Asteroid Belt to study Jupiter (Mariner 10, 1972)
  • Send a spacecraft to Saturn (Pioneer 11, 1973)
  • Send a robotic spacecraft of Mercury (Mariner 10, 1973)
  • Launch the largest habitable structure to orbit to date (Skylab, 1973)
  • Send a robotic spacecraft closer to the Sun than any previous mission (Helios 1, 1974)
  • Conduct a soft landing on Mars with a robotic mission (Viking 1, 1976)
  • Conduct a flyby of Jupiter and its moons, Saturn and its ring system, (Voyager 1, 1977)
  • Conduct a flyby of Uranus, Neptune and Neptune’s moons (Viking 2, 1977)
  • Conduct an orbital flight with a winged spacecraft (STS-1, 1981)
  • Conduct an untethered spacewalk (STS-41B, 1984)
  • Orbit Jupiter with a robotic spacecraft (Galileo, 1995)
  • Send an automated rover to Mars (Sojourner, 1997)
  • Orbit Saturn with a robotic spacecraft (Cassini, 2004)
  • Conduct a sample-return mission from a comet (Stardust, 2006)
  • Send a spacecraft beyond the heliopause and into the interstellar medium (Voyager 1, 2012)
  • Orbit a dwarf planet with a robotic spacecraft (Amanecer, 2015)
  • Conduct a flyby of Pluto and a Kuiper Belt Object (New Horizons, 2015, 2019)
  • Conduct the closest approach to the Sun (Parker Solar Probe, 2018)

Soviet Space Program/Roscomos:

From the period immediately after the Second World War to 1991, the Soviet Space Program was NASA's chief rival in space. After taking an early lead in the "Space Race" and achieving many firsts, Russia eventually ceded leadership to NASA due to changing budget environments and political problems.

With the fall of communism, Russia's space program experienced a period of a downturn as a result of economic issues. But after fifteen years, the Russian space program experienced a renaissance under the leadership of the State Corporation for Space Activities (Roscosmos).

Today, the spirit of competition continues to exist between Roscosmos and NASA, but is largely defined by cooperation through programs like the International Space Station. And with a new era of renewed space exploration upon us, Roscosmos is poised to play a major role in a number of lucrative international ventures.

Overview of History:

Russia's space program began in earnest after World War II, at a time when the Soviet and American governments were relying on German rocket scientists and technologies developed during the war to get to space first. However, the roots of the Soviet space program go deeper, extending to the pre-war Soviet period and even the late Russian Empire.

During the 19th century, Russian scientist Konstantin Tsiolkovsky (1857-1933), often referred to as the "Russian father of rocketry", wrote several pioneering papers on the theory of space exploration. Arguably his most important paper, titled "Exploration of Outer Space by Means of Reaction Devices" was published in 1903.

In this paper, he calculated the minimum horizontal speed to maintain orbit (aka. "the Tsiolkovsky equation" or "the rocket equation") but also introduced the design on which all modern rockets are based. In 1929, he introduced the concept of the multistaged rocket as a means of exploring beyond Earth, which he dreamed would one-day include the exploration of Mars.

Another major figure was Russian aircraft designer Sergei Korolev (1907-1966), who was inspired by Tsiolkovsky and also dreamed of a crewed mission to Mars. In 1931, Korolev and German-Russian engineer Freidrich Zander helped found the Group for the Study of Reactive Motion (GIRD), which began conducting research into practical rocketry applications and conducted launches of liquid-fueled rockets.

Between 1938 and 1946, Korolev was imprisoned as part of Stalin's "Great Purge". After his release, he became a leading figure in the OKB-1 design bureau, which oversaw the development of intercontinental ballistic missiles and rockets. Much of their work was based on German rocket designs, which had been seized towards the end of the Second World War.

With the assistance of German rocket scientist Helmut Gröttrup, the Korolev and OKB-1 began building their own versions of the V-2 rocket, which resulted in the R-1 in 1951 and the R-7 Semyorka by 1957. That same year, the Soviets achieved two milestones with the launch of the first artificial satellite (Sputnik-1) and the first animal (Laika the dog) to space (Sputnik 2).

The success of the Sputnik program led the Soviet government to demand that plans for a crewed mission be accelerated. This resulted in the Vostok program, which succeeded in sending the first man (Yuri Gagarin) to space on April 12th, 1961 (Vostok-1) and the first woman (Valentina Tereshkova) on June 16th, 1963.

After Vostok, the Soviets began to refocus their efforts towards larger spacecraft, long-duration spaceflights and extra-vehicular activity (EVA). This resulted in the Voskhod program, which involved a redesigned Vostok spacecraft (capable of carrying 2 to three astronauts) and the more powerful Molinya rocket.

However, this program mounted only two crewed flights before being canceled. The Soviet Soyuz program, which aimed to develop spacecraft and launch vehicles for a crewed mission to the Moon, did not fare much better. Initiated in 1963, it led to the development of the three-stage N1 rocket and the Soyuz spacecraft.

Unfortunately, the development of the N1 was complicated by the death or Korolev in 1966, as well as underfunding and a rush to develop the rocket to compete with NASA's Saturn V rocket. Coupled with the success of the Apollo program, the Soviets abandoned their plans for a crew lunar mission in 1974 and once again shifted their priorities.

The Soviet space program was also instrumental in the exploration of other planetary bodies using robotic spacecraft. Between 1961 and 1999, the Soviets and Russian Academy of Sciences (after 1978) sent multiple probes to Venus as part of their Venera and Vega programs.

The most notable among these were arguably the Venera 4 y Venera 7 missions. While the former provided the first on-site analysis of another planet, the latter conducted the first soft landing on another planet and transmission of info back to Earth.

Between 1960 and 1969, the Soviet space program also sent robotic probes to explore Mars. The most notable of these was the Mars 3 orbiter and lander, which was the first mission to achieve a soft landing on Mars in 1971. Several missions were sent to conduct sample return missions to Mars' largest satellite Phobos (none of which were successful).

However, it was the Soviet/Russian efforts to explore the Moon with robotic missions (as part of their Luna, Zond and Lunakohd programs) that really stands out from the rest. Between 1958 and 1976, these programs sent several orbiters, landers and even rovers to the Moon.

The most notable were Luna 3, 9 y 16, which were the first missions to photograph the far side of the Moon, make a soft landing on the Moon, and conduct the first robotic sample-return mission from the Moon, and Lunokhod 1, which was the first rover to land on the Moon or any other celestial body.

For the early 1970s onward, the Soviet space program focused its efforts on developing expertise in long-duration space flight and in the deployment of space stations. The first space station (Salyut 1) was deployed in 1971, which led to the first rendezvous and docking between a spacecraft and space station later that same year (Soyuz 10).

Technical failures caused the next three attempts to fail or result in the station’s orbits decaying after a short period. By 1974, the Soviets managed to successfully deploy Salyut 4, followed by three more stations that would remain in orbit for periods of between one and nine years - some of which were covers for the deployment of Almaz military reconnaissance stations.

In 1986, the Soviets took the lead in the creation of space stations with the deployment of Mir. Originally intended to be an improved model of the Salyut space stations, the design evolved to incorporate several modules and ports for Soyuz spacecraft and Progress cargo spaceships.

Between 1987 and 1996, all the additional modules that would go into the station were launched and integrated. Over the next 15 years before the station was deorbited (on March 23rd, 2001), Mir would be visited by a total of 28 long-duration crews, some of which were from other Eastern Bloc nations, the European Space Agency (ESA), and NASA.

Russian attempts to build a reusable spacecraft also yielded the Buran ("Snowstorm") space shuttle and Energia heavy launch rocket. Unfortunately, the program ran out of funds after a single flight in 1988, and the program was canceled after 1991.

With the fall of the Soviet Union in 1991, the Soviet space program was officially disbanded and reformed as Roscosmos. During the 1990s, the Russian financial crisis saw the organization turn towards private ventures to keep its space programs running - which included space tourism and commercial satellite launches.

From 2005 onward, as Russia's economy began to experience considerable growth, Roscosmos saw an increase in funding for its programs. This led to an ensured Russia's commitment to the ISS, as well as renewed interest in the deployment of research satellites and crewed missions to space.

This new budget environment allowed Roscosmos to finally the Angara rocket after 22 years of development. This rocket family was conceived in the post-Soviet period to replace older rockets and those that were built in former Soviet Bloc countries that had since become independent. The first test launches took place in July and December of 2014, with the first launched into suborbital and the second achieving a geosynchronous orbit.

Beginning in 1993, Roscosmos, NASA, the ESA, JAXA, and the Canadian Space Agency (CSA) began collaborating to create the International Space Station (ISS). This project brought together the Russian plans for the Mir-2 station with NASA’s Space Station Freedom proyecto. Between 1998 and 2011, several modules would be assembled in orbit, eventually leading to its overall architecture.

With the retiring of the Space Shuttle in 2011, Roscosmos became the sole means through which NASA was able to send astronauts to the ISS. Despite the downturn in US-Russia relations after the Russian annexation of Crimea in 2014, cooperation between NASA and Roscosmos continues.

In 2013, the Russian space sector was consolidated and renationalized due to issues of reliability. However, this was undone in 2015 by presidential decree and Roscosmos was switched from being a federal space agency to a "state corporation".

Important Achievements:

Russia's contributions to rocketry and human spaceflight are as undeniable as they are numerous. From Tsiolkovsky's advocacy, calculations and designs, Russia quickly established a lead in the space race, sending the first satellite, animal, man, and woman to space.

Russia would also make several advances as part of its rocketry program with the development of the R-2, R-7, Proton, N-1, Energia, y Soyuz rockets. Today, the Soyuz rocket remains the workhorse of Rocosmos and has repeatedly been used to transport astronauts from other nations to the ISS.

Russia has also been instrumental in the development of space stations and other technologies that are allowing for a sustained human presence in space. And with the resurgence of the Russian economy after 2005, Roscosmos has set its sights on some ambitious long-term goals.

In the coming decades, they hope to mount robotic missions to the Moon, which will culminate with the first Russian cosmonauts being sent to the lunar surface after 2030. Beyond that, Roscosmos has also announced plans for sending crewed missions to Mars.

They have also expressed interest in collaborating with NASA, China and the ESA on lunar ventures such as the Lunar Orbital Platform-Gateway and International Moon Village.

Space Exploration Firsts:

Russia's history of space exploration includes many impressive firsts. In addition to getting to space ahead of NASA, Russia has also maintained a greater degree of proficiency in several areas. Between the Soviet space program and Roscosmos, Russia was the first to:

  • Test an intercontinental ballistic missile (R-7 Semyorka, 1957)
  • Launch the first satellite (Sputnik 1, 1957)
  • Launch the first animal to Earth orbit (Laika on Sputnik 2, 1957)
  • Launch the first man-made object to escape Earth's gravity, communicate and data to and from outer space, and pass near the moon (Luna 1, 1959)
  • Impact a probe on the Moon (Luna 2, 1959)
  • Take pictures of the far side of the Moon (Luna 3, 1959)
  • First animals (Belka and Strelka) sent to orbit and safely returned (Sputnik 5, 1960)
  • Send a probe to Venus (Venera 1, 1961)
  • Send a man to space and Earth orbit (Yuri Gagarin, Vostok 1, 1961)
  • Send a probe to Mars (Mars 1, 1962)
  • Send a woman to space (Valentine Tereshkova, Vostok 6, 1963)
  • Send a multi-person crew to orbit (Voskhod 1, 1964)
  • First extra-vehicular activity (EVA) in orbit (Voskhod 2, 1965)
  • Impact another planet (Venus) in the Solar System (Venera 3, 1965)
  • Make a soft landing and transmit from the Moon (Luna 9, 1966)
  • Send a probe to lunar orbit (Luna 10, 1966)
  • Send the first living beings (tortoises) on a trans-lunar flight (Zond 5, 1968)
  • Dock two crewed spacecraft in orbit and exchange crews (Soyuz 4 y 5, 1969)
  • Return lunar soil samples to Earth with a robotic mission (Luna 16, 1970)
  • Send data from the surface of another planet (Venus) to Earth (Venera 7, 1970)
  • Launch a space station (Salyut 1, 1971)
  • Impact a probe on the surface of Mars (Mars 2, 1971)
  • Land a probe on Mars (Mars 3, 1971)
  • Conduct a soft landing on Venus and send photos to Earth (Venera 9, 1975)
  • Have a female cosmonaut (Svetlana Savitskaya) conduct a spacewalk (Salyut 7, 1984)
  • Deploy robotic balloons into Venus' atmosphere (Vega 1 y Vega 2, 1986)
  • Deploy a space station with a permanent crew (Mir, 1986)
  • Send a crew to space for over one year (1987)
  • Establish the record for longest time spent in space - Valeri Polyakov, 437.7 days (1995)
  • Launch the first space tourist (Denis Tito, 2001)

Taken together, the efforts of these five space agencies add up to a very interesting future for humanity in space. When the days come that permanent human outposts exist on the Moon, Mars, and maybe even on the moons of Jupiter, Saturn, and beyond, it's not farfetched to think that they will bear the standards of many nations and agencies.

  • History - The Space Race
  • ESA - European Milestones
  • NASA - A Brief History of NASA
  • NASA - United Space Program Firsts
  • ISRO - Timeline from 1960s to Today
  • Wikipedia - List of spaceflight records
  • NASA - History: Korolev and Freedom of Space
  • Russian Space Web - Chronology of Space Exploration
  • Roscosmos - Chronicle of Soviet-Russia Space Program


Ver el vídeo: Así funcionan los satélites que utilizamos cada día sin saberlo (Diciembre 2021).